Dos días en Bratislava

No me imaginaba yo, hace escasamente un año, que volvería a tener tan pronto la oportunidad de visitar, por segunda vez, dos ciudades que me fascinaron: Praga y Viena. A mí no necesitan insistirme demasiado a la hora de proponerme viajar, es una de mis pasiones y siempre estoy dispuesta a preparar la maleta, así que cuando me preguntaron: “te vienes?, así nos haces de guía”, tardé medio nanosegundo en responder entusiasmada: “por supuesto! decidme día y hora y me organizo en un santiamén” 😀 Además este viaje incluía un nuevo aliciente, descubrir Bratislava y su precioso casco histórico.

En publicaciones anteriores os conté mis impresiones sobre Praga y también sobre Viena, así que dedicaré esta nueva entrada a describiros el paseo por la ciudad vieja de Bratislava, espero que lo disfrutéis 🙂

Día 1

Llegamos a la ciudad por tren, desde Viena, en un agradable viaje de poco más de una hora. Nuestro hotel estaba a unos 15 minutos caminando desde la estación, pero ese 19 de febrero Bratislava nos recibió con una copiosa nevada que nos obligó a acelerar el paso y llegar al hotel encogidos por el frío. Después de acomodar el equipaje salimos en busca de algo calentito que meternos al cuerpo, cruzamos la calle y encontramos el estupendo Caffe Trieste, nuestra salvación!

Un chocolate calentito, lo mejor para recuperar el calor!

Reconfortados tras el delicioso chocolate y bien abrigados, iniciamos nuestro recorrido por el corazón de la ciudad de Presburgo. Casi al lado de nuestro hotel se encuentra la Iglesia Blumental, construida entre los años 1885-1888, de estilo neo-románico. Frente a ella está la escultura de la columna de San Florián.

Iglesia de Blumental y Columna de san Florian

Iglesia de Blumental y Columna de san Florian

Continuamos nuestro camino por la avenida Spitálska y nos encontramos con otras dos iglesias, la de San Juan primero y unos pasos más adelante la de San Ladislao.

Decidimos desviarnos un poco de la ruta que nos marca el mapa que nos han dado en el hotel para acercarnos a contemplar la curiosa iglesia de Santa Isabel. Más conocida como la Iglesia Azul debido a su color, fue construida totalmente en estilo Art Nouveau entre los años 1909 y 1913.

Poco después nos encontramos con el edificio de la Universidad Comenius, la más antigua del país, y siguiendo la ruta con el Museo Nacional Eslovaco.

Avanzamos en nuestro paseo hasta llegar al suntuoso edificio llamado Reduta, construido en estilo ecléctico entre los años 1911-1915. La sala de conciertos es la sede de la Orquesta Filarmónica Eslovaca. Cerca de allí se encuentra también el precioso edificio neo-renacentista del Teatro Nacional Eslovaco, construido entre 1884 y 1886.

Dentro de la zona peatonal del casco histórico hay varias estatuas callejeras muy curiosas. Tal vez una de las más divertidas y fotografiadas es la figura de Cumil, el obrero de pícara sonrisa, que asoma por una alcantarilla para sorpresa de los turistas. Se dice que la expresión de su cara se debe a que desde su perspectiva se lo pasa en grande mirando por debajo de las faldas de las chicas que pasan. 😀

El pícaro Cumil

El pícaro Cumil

Llegamos a la Plaza Hlavne Namestie, la Plaza de Armas, uno de los lugares más concurridos de la zona vieja. En su centro se encuentra la Fuente de Maximiliano, la más antigua de la ciudad, dedicada al primer emperador coronado en Bratislava. La fuente se construyó en 1572 como reserva de agua para combatir incendios. Encontramos aquí un conjunto poco corriente de construcciones que forman el Antiguo Ayuntamiento. A la izquierda de la torre está adosada La iglesia de los Jesuitas. La torre fue construida en el S.XIV, pero tras incendiarse en 1733 fue reconstruida en el estilo barroco que se ha mantenido hasta hoy.

En esta plaza hay otra escultura curiosa, la del Soldado de Napoleón apoyado en un banco. Cuenta la leyenda que la estatua representa a un soldado herido que presuntamente se enamoró de una enfermera eslovaca y se quedó a vivir allí.

El soldado enamorado

El soldado enamorado

Desde la plaza y a través de un arco de la torre del ayuntamiento, podemos acceder a una de las joyas arquitectónicas clásicas de Eslovaquia, el majestuoso Palacio Primacial, un hermoso edificio de color rosa construido entre los años 1778 -1781. Llama la atención el enorme birrete metálico sobre el tímpano de la fachada coronando el blasón del arzobispo, y también las estatuas de dos ángeles que sostienen las letras C e I, iniciales del lema “Clementia et Iustitia”. El patio interior posee una fuente central con la figura de San Jorge matando al dragón.

Salimos de nuevo a la Plaza Mayor y visitamos la Iglesia de los Jesuitas. Construida en realidad por los protestantes en 1638, pero entregada a los primeros por Leopoldo I en 1672. Un poco más allá nos encontramos con la Iglesia de los Franciscanos, que data de 1297 y es una de las joyas de la arquitectura gótica eslovaca, aunque su fachada fue reconstruida en estilo barroco.

Seguimos nuestro paseo hasta encontrarnos con la Iglesia y Convento de la Orden de Santa Clara, construida en 1302, posee una torre de cinco lados. El convento fue una escuela primaria, aquí estudió el músico húngaro Béla Bartók. Hoy en día, la iglesia acoge conciertos y servicios. Las instalaciones del convento adyacente son utilizadas por la biblioteca de la Universidad.

Caminamos ahora hacia la Puerta de San Miguel, la única de las cuatro puertas medievales de la ciudad que se ha conservado. Una torre de 51 m de altura que es sin duda, uno de los iconos de la ciudad. Aunque su aspecto actual es barroco, fue levantada en el S.XIV. En este punto de la calle está además el Kilómetro 0 de Bratislava, representado con un círculo con las direcciones y distancias a las capitales de varios países.

Atravesamos la puerta y cruzamos el Puente de San Miguel que se extiende sobre lo que era el foso de la antigua muralla. Muy cerca nos encontramos con la iglesia de San Juan de Matha, Trinitarios, terminada en 1725.

Terminamos aquí el recorrido de este día y regresamos sobre nuestros pasos para buscar un lugar donde cenar antes de volver al hotel y descansar de esta primera e intensa jornada. 🙂

Día 2

Madrugamos para apurar al máximo las escasas horas que nos restan antes de que nuestro transporte al aeropuerto nos recoja en el hotel a primera hora de la tarde. Nuestro objetivo principal de esta mañana es visitar el Castillo y la Catedral, pero de camino pasaremos por delante del Palacio de Grassalkovich, residencia en la actualidad del presidente eslovaco.

Palacio Grassalkovich

Palacio Grassalkovich

Iniciamos el ascenso al Castillo. Esta antigua fortaleza sigue siendo desde hace siglos la principal dominadora de la ciudad. Con sus cuatro majestuosas torres, es sin duda el monumento más representativo de Bratislava. Durante 200 años fue la sede de los reyes húngaros.  En 1809 el castillo fue destruido por el ejército de Napoleón, en 1811 lo terminó de arrasar un incendio y no fue reconstruido hasta 1953.

Hoy en día el Castillo de Bratislava alberga un buen número de obras del Museo Nacional y se exhiben también varias colecciones del Museo de Historia.

Se puede acceder a lo más alto de una de las torres y tener desde allí una magnífica panorámica de la ciudad. Advertencia: el último tramo de escaleras es poco recomendable para los que sufren vértigo 😉

Iniciamos el descenso de la colina del Castillo en dirección a la Catedral. Por el camino nos encontramos con una edificación curiosa. La Casa del Buen Pastor, de estilo rococó y construida por un comerciante de Bratislava en el S.XVIII. Es tan estrecha que en cada planta sólo hay una habitación, en la actualidad alberga el Museo de los relojes. Desde aquí se puede contemplar también el Puente Ovni sobre el Danubio, otro magnífico punto para observar la ciudad desde las alturas.

Llegamos a La Catedral de San Martín, justo cuando está teniendo lugar el oficio de las 12:00 horas. En esta catedral se celebraron 19 coronaciones entre los años 1563 y 1830.

En la plaza Rudnayovo contigua a la Catedral, encontramos un curioso edificio abandonado del S.XVII, con pinturas murales en sus paredes.

Finalizamos aquí nuestro recorrido por esta preciosa ciudad. Un destino que os recomiendo para una visita de fin de semana, o si tenéis pensado viajar a Viena con tiempo suficiente, para dedicarle al menos un día dada la cercanía entre ambas ciudades.

En el apartado de las recomendaciones os dejo el enlace de nuestro excelente alojamiento, el Hotel Saffron. Magníficamente situado, estuvimos muy cómodos en él. En cuanto a lugares donde comer/cenar o tomar algo, en el centro de Bratislava encontraréis muchos locales con verdadero encanto. Yo os recomiendo los que visitamos: El restaurante y cafetería Fúz, la cafetería-cervecería La Putika y el 1 Slovak Pub.

La preciosa calle Laurinska

La preciosa calle Laurinska

Dedicada a Andrés y María, mis adorables compañeros en este viaje… 🙂

 

 

 

 

 

 

Advertisements

3 thoughts on “Dos días en Bratislava

  1. Impresionante el reportaje fotográfico, comentarios y recomendaciones. Muy completo el post. ¡Muchas gracias! Y como decía San Agustín “El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”. Tú sí que llevas leído muchas, felicidades.

    Liked by 1 person

    • Gracias a ti Jose, por dedicarle un ratito a “callejear” virtualmente conmigo por Bratislava. Hace muchos años (allá por el siglo pasado, jejee) mi profesor de historia del derecho me dijo: ” si verdaderamente quieres aprender y enriquecerte cultural y humanamente viaja, viaja todo lo que puedas. Aquí en la facultad nosotros sólo vamos a proporcionarte una series de conocimientos concretos para desarrollar tu profesión, si decides dedicarte a ella, pero el mundo está ahí fuera esperándote para que lo descubras”. Y, como ves, estoy intentando seguir su consejo 😊

      Gústame

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s