Leche frita, receta de la señora Isaura

Llega el día diez de cada mes, y los que formamos la “familia TS” iniciamos con entusiasmo la cuenta atrás que anuncia la publicación conjunta de una nueva iniciativa. La de este mes nos ha invitado al recogimiento de monasterios y conventos, para descubrir las recetas que atesoran sus espirituales cocinas. En eso consistía precisamente el reto, en escoger y preparar un plato que pudiese servirse en sus mesas.

La elección fue sencilla. Desde que mi amiga Mercedes me pasó la receta de leche frita que aprendió de su madre, la señora Isaura, tenía en mente publicarla, y esta iniciativa me vino como anillo al dedo. Dentro de la repostería “de convento” la leche frita ha ocupado desde siempre un lugar destacado. Aunque su origen es un tanto incierto, la encontramos en muchos de los recetarios monacales, y hasta existen coplillas que lo atestiguan 😉

 “Alacena de las monjas que te dan gloria bendita, pastelillos de toronja, y dulces de leche frita”

Os dejo aquí los ingredientes y la preparación tal y como Mercedes me enseñó. Os aseguro que el resultado es… bocatto di cardinale! 😀

Vamos pues con la receta. Con estas cantidades a mi me salieron 24 porciones:

  • Litro y medio de leche (mejor si es entera)
  • 8 cucharadas de harina de trigo
  • 2 cucharadas de harina de maíz
  • 150 g de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • La piel de un limón
  • Una ramita de canela y una pizca de sal
  • Harina y huevo para rebozar
  • Aceite suave (mejor de girasol) para freír

Desleímos en un poco de leche fría las harinas, las dos yemas y el azúcar, mezclando muy bien.

Ponemos a hervir el resto de la leche con la piel del limón, la ramita de canela y la pizca de sal.

Cuando hierva la retiramos del fuego y la dejamos infusionar tapada por espacio de, al menos, un cuarto de hora. Transcurrido ese tiempo, retiramos la piel del limón y la canela. Le añadimos la mezcla anterior, que pasaremos previamente por un colador para eliminar algún posible grumo que haya quedado, y de nuevo llevamos el cazo al fuego. Removemos continuamente hasta conseguir una crema bastante espesa.

Volcamos la mezcla en una fuente que habremos engrasado ligeramente con mantequilla o aceite, y dejamos enfriar. Cubrimos con papel film y llevamos a la nevera, (yo suelo dejarla toda la noche)

Al día siguiente ya sólo tendremos que cortar la crema en cuadrados del tamaño que deseemos, y pasarlos por harina y huevo antes de freírlos en abundante aceite de girasol, hasta que estén doraditos. Es importante escurrirlos muy bien sobre una rejilla o papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Cuando se enfríe un poco pasamos las porciones de leche frita por una mezcla de azúcar y canela, y ya la tendremos lista para servir y disfrutar.

Un postre cremoso, suave, dulce, delicioso, que es todo un “bocado celestial” 😉

Pinchando en el siguiente hashtag #elhábitosíhacealmonjeTS, encontraréis un montón de deliciosas “recetas de convento” que han preparado mis compañeros. Echadles un vistazo, que son todas una maravilla! 🙂

Y como a mí me gusta “barrer para casa” y soy una enamorada de mi tierra, aprovecho la ocasión para invitaros a conocer una maravilla que está muy próxima a mi aldea. El impresionante Monasterio de Santa María la Real de Oseira. Si os acercáis hasta la provincia de Ourense, no dejéis de visitarlo. Estoy segura que el denominado por algunos como el “Escorial” gallego por su magnificencia, no os dejará indiferentes.

Sala de las Palmeras

Hasta pronto resalaos! 🙂

La “Leche frita, receta de la señora Isaura” también está disponible en audio, en ivoxx
Ir a descargar

Advertisements

25 thoughts on “Leche frita, receta de la señora Isaura

  1. Hola Marieta

    tu recetas súper rica, pero lo que me deja impresionadisisisima es la foto del monasterio. Tengo que hacer un viaje para verlo en persona.
    Gracias cielo.
    Musutxus, Maria Jesús.

    Liked by 1 person

    • Muchas gracias María Jesús!
      El monasterio de Oseira es realmente hermoso. La foto corresponde a la sala capitular, también llamada de “las palmeras” y es una auténtica maravilla. Te invito a que vengas a conocer esta zona, rica en monasterios e iglesias interesantísimas. En esta zona también puedes visitar Santo Estevo de Ribas de Miño, San Paio de Diomondi, la preciosa iglesia de Pesqueiras, Santo Estevo de Ribas de Sil y muchos más en un entorno natural privilegiado. Seguro que lo disfrutarás muchísimo. Gracias de nuevo por tu visita. Bicos, que así llamamos por aquí a vuestros “musutxus” 😉

      Gústame

  2. Tal como nos la hacía mi madre y yo a mis hijos, aunque sólo utilizaba maicena. Me gustan muchísimo, pero fuera de casa todo cuanto pruebo es incomible.
    De mi madre, también las “natillas y el arroz con leche -a la crema-como Dios manda”
    Hace años, para una revista de Colmenarejo envié escrita, a mi modo, la receta del arroz con leche. Si quieres te la mando.
    Un fuerte abrazo.

    Liked by 1 person

  3. Pingback: Arroz con leche a la crema, un regalo de Isabel | Marieta, pásame la receta!

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s