Carrilleras de ternera al vino tinto para mimar a la familia

Aunque no soy demasiado “fan” de la casquería en general, he de reconocer que las carrilleras me encantan. Una carne untuosa, que guisada con una buena salsa tiene un punto de melosidad exquisita. Afortunadamente tengo una familia que no me da ningún problema a la hora de comer, son todos “de buen diente” y paladar agradecido. Este fin de semana les preparé estas carrilleras de las que no dejaron ni rastro, así da gusto cocinar! 🙂

Os dejo aquí los ingredientes que necesitaréis para elaborar la receta. Estas cantidades fueron más que suficientes para los siete comensales habituales en mi casa (más de uno repitió) 😀

  • Carrilleras de ternera, casi dos kilos en mi caso.
  • Una cebolla grande.
  • Un puerro grande.
  • Dos zanahorias.
  • Un vaso de vino (tinto mencía empleé yo)
  • Un litro de caldo (de carne o de verduras)
  • Una nuez de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen
  • sal y pimienta

hr-line

Lo primero que tenemos que hacer es poner un poco de aceite en la cazuela, cuando esté bien caliente marcamos las carrilleras previamente salpimentadas y las reservamos.

Picamos todas las verduras y las rehogamos en el aceite donde hemos marcado las carrilleras, añadiendo un poco más si fuese necesario.

Cuando la verdura esté bien pochada añadimos las carrilleras, les damos unas vueltas e incorporamos el vaso de vino.

Cuando el vino haya reducido a la mitad más o menos, añadimos el caldo y cocinamos todo por espacio de una hora y media aproximadamente. El tiempo dependerá de las cantidades, pero para comprobar que las carrilleras están ya en su punto podemos pinchar con la punta de un cuchillo, si no ofrece resistencia y entra bien estarán listas.

Retiramos las carrilleras de la cazuela para triturar la salsa y las volvemos a introducir después. Añadimos la nuez de mantequilla, que le dará cremosidad y brillo a la salsa, removemos bien hasta que se funda y se mezcle y ya podemos apagar el fuego. Nuestras carrilleras están listas para emplatar.

Podéis acompañarlas de lo que más os guste: un puré de patata, arroz blanco, incluso pasta. Yo las serví esta vez, con unos champiñones salteados y un poquito de mi “mermelada de cebolla”, y os aseguro que la combinación resultó deliciosa! 🙂

hr-line

Receta dedicada a mi familia. Se lo merecen, por ser tan majos y tan agradecidos con todo lo que les preparo, y por comérselo todo sin rechistar, jajaja 😀

Las “Carrilleras al vino tinto para mimar a la familia” también están disponibles en audio, en ivoxx

Ir a descargar

Advertisements

8 thoughts on “Carrilleras de ternera al vino tinto para mimar a la familia

  1. Descubrí este plato hace relativamente poco, quizá dos o tres años, y desde entonces suelo hacerlo porque es la carne queda muy tierna y suave y la comen muy bien los niños.
    La elaboro igual que tú, únicamente que no incorporo mantequilla… la próxima vez probaré a darle este punto.
    Gracias y un abrazo.

    Liked by 1 person

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s