Alubias ligeras en cocina prestada

Tuve mis dudas a la hora de si podría o no participar en el reto que, como cada mes, nos proponen desde la Cocina TS porque a día de hoy tengo toda mi casa metida en cajas de cartón… me explico: estoy de obras, y ya os podéis imaginar la “anarquía” en la que vivo sumida. Una reforma integral lleva aparejados bastantes inconvenientes aunque el resultado final sea el que llevas anhelando desde hace tiempo y te haga muchísima ilusión. Pero como en mi caso “Dios propone y el jefe de obra dispone” y los jefes de obra tienen una concepción espacio-temporal particular y propia, pues en esas estamos. Se sabe cuándo se empieza la reforma pero nunca cuándo termina. Por eso decidí mudarme a la casa de mi madre, lo que para ella ha sido una alegría: “que gusto me da ver la casa llena de gente otra vez” dice… Mi madre tiende a exagerar, sobre todo si tenemos en cuenta que su casa y la mía están separadas por el jardín común, es decir, vivimos a menos de 80 metros la una de la otra pero eso a ella le da lo mismo, nos ha acogido en su casa como si hubiésemos llegado desde Dinamarca por lo menos 😀
Entendéis ahora el título de la receta, verdad?, estoy cocinando estos días en una cocina prestada que es además mucho más pequeña que la mía y en la que no me desenvuelvo con tanta soltura, por eso pensé en no publicar este mes pero… qué caray! cómo no aportar mi granito de arena al reto #legumbreandoTS, teniendo en cuenta además que 2016 ha sido declarado por la FAO el Año Internacional de las legumbres?

Venga, vamos al lío con la receta que como ya habréis comprobado me enrollo más que las persianas y no quiero aburriros. Para prepararla necesitaréis:

  •  1/2 kg de alubias (de la variedad que más os apetezca, en mi caso tenía alubias pintas)
  • Un pimiento rojo
  • Una cebolla
  • Una zanahoria
  • Un puerro (opcional, en la foto no aparece, pero yo soy muy “fan” del puerro y se lo añadí después)
  • Una hoja de laurel
  • Dos dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra (aove)
  • Perejil, sal y pimienta

Y para el sofrito:

  • 4 cucharadas de aove
  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharada de pimentón dulce
  • Una cucharada de vinagre

00 Lo primero será poner a remojo las alubias la noche anterior. Al día siguiente las lavamos, las escurrimos y las ponemos en la cazuela con abundante agua fría.

Añadimos el pimiento, la zanahoria, el puerro y media cebolla (todo ello picadito), la hoja de laurel, el perejil, la pimienta y un chorreón de aceite. Llevamos al fuego y cuando rompan a hervir las “asustamos” con un chorrito de agua fría.

Las dejamos cocer tapadas a fuego lento hasta que estén tiernas. En la sartén con un fondo de aceite, freímos la otra media cebolla que habíamos reservado y los dos dientes de ajo picados. Antes de que se doren, retiramos del fuego y añadimos a las judías cuando estas lleven alrededor de una hora cociendo. Sazonamos.

Una vez que nuestras alubias están ya tiernas, rectificamos el punto de sal y si vemos que nos han quedado muy caldosas podemos triturar algunas y añadírselas para que engorden el caldo. Preparamos el sofrito: para ello freímos en el aceite los ajos laminados. Cuando estén doraditos separamos del fuego y añadimos la cucharada de pimentón y la de vinagre y removemos.

Incorporamos el sofrito a las alubias, removemos bien y ya estarán listas para servir. Espero que os gusten! 😉

Como veréis esta es una receta “suave”, pero si sois como mi hijo mayor al que le gustan los platos de cuchara más… “contundentes”, podéis potenciarlo añadiendo un par de buenos chorizos y un trocito de panceta fresca a la cocción y a disfrutar! 😀

 

Y como “legumbrear” es una actividad muy saludable, para que la pongáis en práctica os dejo el enlace al estupendo Recopilatorio TS donde encontraréis un montón de exquisitas recetas donde las legumbres son protagonistas. 🙂

Nuestro nuevo logo!

Y la receta esta vez vuelvo a dedicársela a mi “mami”, por su por su entusiasta hospitalidad y su cariño 🙂

 

 

Advertisements

23 thoughts on “Alubias ligeras en cocina prestada

  1. ¡Te han quedado estupendas! Y las cocinas de las mamis como si fueran nuestras, yo ya estoy acostumbrada a tomar su cocina cada vez que voy, jajaja. Mucho mérito tiene que aún con todo el lío hayas participado. Un besazo y mil gracias.

    Liked by 1 person

  2. Desde aquí quiero agradecer yo también a la madre de la artista que haya facilitado una cocina, prestada, para esta receta tan estupenda, qué sería yo sin la receta de Marieta… 😉 Gracias por tu esfuerzo, gracias por participar y gracias por ser #amordelbueno

    Liked by 1 person

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s